En subasta de la Nación.

México, DF. Sin la presencia del PRD que abandonó los trabajos en comisiones del Senado, en menos de 10 minutos se aprobó en lo general el primero de los 4 dictámenes, que incluye la ley de hidrocarburos, la ley de la industria eléctrica y modificaciones a la ley minera y la ley de inversión extranjera.

El dictamen se vota ahora en lo particular. El panista Salvador Vega Casillas presenta en bloque las reservas que su partido negoció con el gobierno.

Los senadores del PRD abandonaron los trabajos en comisiones dictaminadoras de la legislación secundaria en materia energética, luego de que PRI-PAN impusieron su mayoría para impedir que se sometieran a discusión sus reservas.

“Nos levantamos, en defensa de la dignidad del Senado para dejar constancia de que abusaron del procedimiento y que la mayoría conformada por PRI y PAN hicieron un circo de lo que debió ser el proceso legislativo”, declaró el coordinador perredistas Miguel Barbosa, al encabezar a los integrantes de su bancada que son miembros de las comisiones dictaminadoras y que salieron juntos del recinto de la Comisión Permanente, donde sesionan.

Barbosa recalcó que de ninguna forma van a legitimar un proceso legal que pasa por encima del reglamento, agregó que esperarán para presentar y discutir sus reservas en el pleno del Senado, donde de manera arrebatada habrá un periodo extraordinario a partir de este jueves.

Antes, el senador perredista Zoé Robledo expuso ante los integrantes de las comisiones de Energía y de Estudios Legislativos que se retiraban porque “la ignominia habita en el Senado”. Advirtió que no les permitieron de nueva cuenta debatir porque priístas y panistas saben que la reforma energética no es popular, que los supuestos logros sólo están en los spots y en los discursos gubernamentales.

“Si estuvieran tan orgullosos de esa reforma por qué no dar un debate de altura aquí, hasta convencernos no a nosotros, sino a sus electores de que la privatización del petróleo y la electricidad va a traer beneficios a los mexicanos”.

Robledo reprochó al priísta David Penchyna que hayan impuesto su mayoría “para ultrajar a la minoría”, e incluso públicamente lo acusó de faltar al respeto a los senadores de la oposición. Sus buenos modelos, le dijo, sólo están cuando habla al micrófono porque cuando lo apaga se dirige incluso de forma grosera a los legisladores.

Con la salida de los perredistas, es probable que los dictámenes se voten de manera apresurada, y estén listos para que mañana la Permanente cite al periodo extraordinario que se llevará a cabo el jueves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *